El CENTOLLO tiene un caparazón convexo
redondeado de color rojizo o marrón amarillado
con numerosos pequeños espinos, muchas
veces cubierto de algas y anémonas, confundiéndose
con el entorno circundante.
Se encuentra en el Atlántico Nordeste, Archipiélago
de las Azores y Mar Mediterráneo,
donde habita en fondos arenosos y rocosos, de
aguas poco profundas, entre los 10 y los 150 m
de profundidad. Se alimenta de lo que encuentra
en el fondo marino, incluyendo algas, equinodermos
y pequeños bivalvos como el mejillón.
Se reproduce entre mayo y julio.
Se captura con trampas de abrigo (nasas).

Las hembras del centollo solamente
aparean cuando cambian su caparazón, quedando
más vulnerables a los predadores,
razón por la cual los machos tienden a formar
una barrera a su alrededor para protegerlas.


Peso mínimo legal de captura:
12 cm