El PEZ DE SAN PEDRO tiene cuerpo redondeado,
aplanado lateralmente y aleta dorsal
con espinos fuertes con membranas prolongadas
en filamentos largos. Es verde grisáceo
y dorado con una característica mancha negra
en ambos lados del cuerpo.
Habita en el Atlántico Nordeste, Archipiélagos
de Madeira y Azores y Mar Mediterráneo en
aguas del fondo marino que van desde la costa
hasta los 400 m. Se alimenta de otros peces y
a veces de calamares y sepias. Se reproduce
a finales del invierno e inicio de primavera.
Se pesca con redes de enmalle y palangre
de fondo.

El cuerpo aplanado del Pez
de San Pedro lo hace casi invisible cuando
se mira de frente, lo que le permite acercarse
incólume a sus presas atacándolas con sus
mandíbulas muy extensibles.


Peso mínimo legal de captura:
N.Def.