La SEPIA tiene cuerpo aplanado con una concha
interna, la siba, ocho brazos con líneas de ventosas
y dos tentáculos largos y retráctiles que
utiliza para capturar sus presas. El cuerpo es
gris blanquecino presentando frecuentemente
franjas dorsales oscuras.
Habita en el Atlántico Nordeste, Archipiélago
de Madeira y Mar Mediterráneo en el fondo
marino, siendo más común hasta los 200 m.
Predador nocturno, se alimenta preferencialmente
de cangrejos, bivalvos y peces. Migra
en el verano hacia aguas más costeras.
Su reproducción ocurre entre febrero y octubre,
llegando a poner hasta 4.000 huevos.
Se pesca con redes de enmalle y trampas
de abrigo (nasas).

Las sepias se denominan “camaleones
del mar” por su capacidad y rapidez
en cambiar el color y padrón de su cuerpo
para comunicarse, camuflarse y avisar a
los predadores.


Peso mínimo legal de captura:
10 cm