El PULPO COMUN tiene un cuerpo blando tipo
bolsa, ocho brazos con dos líneas de ventosas
en cada uno y un color y textura que varia
dependiendo del estado del animal y del fondo
en el que se encuentra, dada su capacidad de
camuflaje.
Habita en el Atlántico Nordeste y Mar Mediterráneo,
Península Ibérica y en los Archipiélagos
de Madeira y Azores en aguas costeras de
hasta 200 m de profundidad. Se alimenta de
crustáceos (especialmente cangrejos), moluscos
y peces. Se reproduce durante todo el año,
con períodos de mayor intensidad en primavera
y en otoño. La hembra muere después de
poner y cuidar de aproximadamente 500.000
huevos. Los machos mueren después del
período de cópula.
Se pesca con arrastre, trampas de jaula (cesto
de mimbre) y de abrigo (nasas).

La única parte rígida del pulpo
son las mandíbulas, en la boca, vulgarmente
llamadas de “pico”, que usa para cortar y
triturar los alimentos.


Peso mínimo legal de captura:
0.75 kg