El ATÚN CLARO, como la mayoría de los atunes,
tiene cuerpo alargado, lo que lo convierte en un
excelente nadador, haciendo largas migraciones
a grandes velocidades. Posee líneas oscuras
casi verticales en el vientre. Su segunda aleta
dorsal y la aleta anal son grandes y amarillas.
Se encuentra en el Atlántico Nordeste y Mar
Mediterráneo, formando bancos de peces que
viven mayoritariamente en la superficie.
Puede, no obstante, sumergirse por un corto
periodo de tiempo hasta profundidades superiores
a 500 m a la búsqueda de alimentos como
calamares, crustáceos y peces. Su máximo
periodo reproductivo ocurre en el verano.
Se pesca con palangre de superficie, cañas con
cebo vivo y almadrabas.

El atún claro puede nadar y cazar
en aguas frías ya que logra mantener su temperatura
corporal superior a la temperatura
del agua.


Peso mínimo legal de captura:
3.2 kg